¿Cuánto cuesta crear una tienda online en California? (Parte 1)

Cuánto cuesta crear una tienda online en California

California es un estado de Estados Unidos que ha cobrado mucha importancia en los últimos años, ya que las empresas más innovadoras salen de allí. Esta tendencia ha empujado a los californianos a emprender, pero ¿Cuánto cuesta crear una tienda online en California? En este artículo, os ilustraremos un poco sobre el coste que supone emprender tu negocio online.

1.- Trámites burocráticos

No vamos a entrar en materia de extranjería porque tendríamos que dedicar un artículo entero a este tema, pero los costes de los trámites dependerán de si somos estadounidenses o no. Por lo pronto, tendremos que pagar un impuesto federal y, si somos residentes de EEUU, el impuesto estatal. Además, nuestro gobierno local o estatal nos impone otra tasa impositiva más sobre la renta.

Por otro lado, debemos solicitar un permiso para hacer negocios en California; un permiso que tiene un precio. Por lo pronto, guardad $500 para estos fines, por si acaso.

2.- Elección de dominio y alojamiento

Los primeros costes que vamos a asumir como inicio del proceso son la elección del dominio y el alojamiento o hosting de la página web. Respecto al dominio, se suele hacer un pago anual que no suele superar los $100 (tirando por lo alto), si elegimos una extensión .com.

Respecto al alojamiento, se avecinan curvas porque esto es muy relativo. El alojamiento se paga de forma mensual o anual, dependiendo de la empresa. También depende de qué tipo de alojamiento paguemos porque no es lo mismo un servidor WordPress (los más baratos), que un servidor e-commerce puro y duro.

Así que, y a modo de resumen, los precios dependerán de lo siguiente:

  • Prestaciones del servidor. Dependiendo de las características:
    • Almacenamiento
    • Servicio técnico 24/7.
    • RAM.
    • Procesador.
    • Servicio nube.
  • Plataforma de la tienda online. Normalmente:
    •  Shopify.
    • Magneto.
    • WordPress.
    • PrestaShop.
    • Joomla.
  • Formato de pago. Dependiendo de la duración del contrato.
    • Anual. Si suscribimos un año de contrato, cada mes nos saldrá más barato.
    • Mensual.
  • Estas son las que marcan el precio “de cabo a rabo”, es decir, dependiendo de éstas, vamos a tener que pagar más o menos.
  • Extensión. Dependiendo de si vamos a querer una sola tienda online o varias, como en el caso de tener presencia en varios países simultáneamente.
  • Es obvio que, dependiendo de la empresa hosting, vamos a ver el precio variado.

Artículos sugeridos: